El Steampunk es un compendio de subculturas, pero resulta tan diverso que podríamos estar hablando horas. Así, no hay un ‘estilo’ musical propiamente dicho, sino que se deja más al gusto de cada autor. Ahí radica su grandeza, sencillamente hay muchísima diversidad. Y Walter Sickert and the Army of Broken Toys son un ejemplo de este deconocido ambiente, por así decirlo, tan desarrollado en Boston y Estados Unidos. Cuentan en sus filas con una gran cantidad de instrumentos, violas, guitarras de distintos tipos, mandolinas, ukeleles, flautas, percusiones, acordeones, pianos, e incluso una poetisa y una bailarina, entre otras cosas. Si a todo esto le sumamos el estilo Steampunk inspirando sus canciones, la voz desgarradora de Walter Sickert y el amor por lo vintage, tenemos un cóctel como ‘Soft Time Traveler‘, un disco lanzado el 2013, que induce a una mezcla de sentimientos que recuerda mucho a un circo, como ellos mismos dicen, Dadaísta. Sinceramente, no sabría describirlos con exactitud, y su intención de invertir las cosas ‘de arriba abajo’ sin duda la consiguen.

  1. Devil’s in the details
  2. Survive Songbird
  3. Baba Yaga
  4. Pornival
  5. Soldiers came
  6. Radioactive brush
  7. Timeworn animal
  8. Walls
  9. Dead cowboys
  10. Atom bomb
  11. Droog and devotchka
  12. Cruel Sister
  13. Glory box
  14. Hypno-Jump initiation
  15. Little paper song
  16. 28 seeds
  17. Ourselves
  18. Soft time traveler