Lo cierto es que no referenciamos demasiadas bandas sonoras porque no pararíamos jamás. La composición de música original para películas, y en los últimos años para series, se ha convertido en una manera muy distinta de crear música, y la magia de ello reside en la unión de sentidos; vista y oída se fusionan para engullirte y sumergirte en la narración y la atmósfera que la envuelve. Ejemplos todos conocemos.

Hace poco, quedé maravillado con una película-documental asturiana, ‘100 días de Soledad’, producida por Wandafilms, en la que José se embarca a vivir cien días en absoluta soledad en las montañas del Parque Natural de Redes,  Asturias. Ya no es sólo que la experiencia me resulte inspiradora, es que la banda sonora, compuesta a medida que José hacía llegar a sus hijos las imágenes que iba grabando, está perfectamente sincronizada con las imágenes, doblando así las emociones. El encargado de realizar esta tarea es Pablo Díaz Fanjul, compositor y productor también asturiano, que le aportó a la película una atmósfera minimalista y muy orgánica, multiplicando el alcance del mensaje que José quería transmitir: Debemos disfrutar más de la naturaleza para disfrutar más de un@ mism@.

  1. Alone
  2. Dreaming Space
  3. Freeze
  4. Camera on the Grass
  5. Birdseye
  6. Smell
  7. Stars
  8. Breadcrumbs
  9. Keys
  10. Relief
  11. Clouds
  12. Heartbeat