Tras un exitoso inicio como fue el debut homónimo de James Blake, lanzado el año 2011,  en un formato de R&B electrónico, íntimo y bastante experimental continuó con su trabajo en una serie de EPs en los que el inglés estuvo probando otros registros, motivo por el cuál la crítica, expectante de un nuevo álbum, comenzó a ponerse nerviosa.

Sin embargo, con el lanzamiento de su segundo trabajo el 2013, se disiparon las dudas, y quedó claro que James Blake está llamado a una exitosa carrera de la mano de su propio sello, ATLAS Records. En ‘Overgrown’, el músico británico recoge el aspecto sombrío de su anterior trabajo, pero lo convierte en algo mucho más minimalista, con su voz, un sintetizador y un piano, acompañados por los elementos justos para darle al disco un toque Soul, melancólico y dulce a la vez. Con una colaboración con Brian Eno incluída, James Blake firma un segundo álbum que le lleva a lo más alto de una especie de Electrosoul con muchos contrastes, que favorecen emociones encontradas. Tal vez por eso el artwork de la portada del disco sea azul y rojo…

  1. Overgrown
  2. I Am Sold
  3. Life Round Here
  4. Take a Fall For Me
  5. Retrograde
  6. DLM
  7. Digital Lion
  8. Voyeur
  9. To the Last
  10. Our Love Comes Back