No voy a hablar de la figura de Bruce Springsteen, puesto que es de sobras conocida su faceta como gran estrella del rock. Los ríos de información fluyen como cascadas cada vez que el de New Jersey abre la boca o hace algo. No, hoy nos vamos a fijar en una faceta que, vista en perspectiva, se puede decir que ha pasado a un segundo plano a lo largo de la carrera de The Boss.

Hablo, por supuesto, de ese oasis compositivo que son sus dos primeros álbumes acústicos: ‘Nebraska‘ y ‘The Ghost of Tom Joad‘, especialmente el segundo. Siendo el onceavo largo de su carrera en solitario, fue compuesto y grabado en el año 1995.  Una clara referencia a la famosa novela de Steinbeck ‘Las Uvas de la Ira’, transformada en los años cuarenta en película por John ford, hecho que maravillaría décadas después a nuestro querido Bruce. Sin embargo, tardaría veinte años en recoger su viejo anhelo de grabar un disco con un contenido profundo y reflexivo. En vez de sobre la familia Joad y sus desgracias vividas por la Gran Depresión, Springsteen nos habla de las miserias de los americanos, las condiciones de los migrantes mexicanos y nos propone un viaje a algunos de los parajes que narran la desoladora situación de un país repleto de cicatrices.

El folk acústico que acompaña a tales reflexiones, puro y sincero, sirvió para dar un espaldarazo a la calidad y originalidad de sus posteriores trabajos; y sobretodo para presentar una faceta de Springsteen nunca antes conocida, con una gira en solitario que recorrería únicamente pequeños locales en un ambiente íntimo y personal. Sin duda, un álbum que merece brillar por sí mismo.

  1. The Ghost of Tom Joad
  2. Straight Time
  3. Highway 29
  4. Youngstown
  5. Sinaloa Cowboys
  6. The Line
  7. Balboa Park
  8. Dry Lightning
  9. The New Timer
  10. Across the Border
  11. Galveston Bay
  12. My Best Was Never Good Enough