La historia de ‘Clandestino‘ es la historia de un reinicio, de comenzar de nuevo. No desde cero, pero sí «con lo puesto». Rápidamente, ya desde el primer tema que da nombre al disco, se intuye que Manu Chao se encontraba perdido musicalmente tras la ruptura unos años antes de Mano Negra. Y lo cierto es que la pérdida de dirección le sentó muy bien al parisino, ya que con la publicación el 1998 de este primer álbum en solitario llegó al corazón de millones de personas, sobretodo en el continente de donde mayor inspiración sacaría: Latinoamérica. Sencillamente dió en la tecla, con un discurso honesto, crítico, bohemio e inspirador para muchos, transmitido en múltiples idiomas tales como el francés, español, inglés, portugués o árabe.

Las emociones tratadas en el álbum, como la amargura o el dolor que generan los dramas de una sociedad moderna, se ven correspondidas a la perfección en el apartado musical con samples constantes que se intercalan en las sucesivas canciones, rompiendo y cargando de nostalgia el ritmo que marca el buen reggae de la guitarra, pero que no eliminan la sensación de escuchar un álbum redondo de principio a fin, sin puntos más altos o bajos que otros, sino que se mantiene firme a lo largo de sus 16 temas.

  1. Desaparecido
  2. Bongo Bong
  3. Je ne t’aime plus
  4. Mentira…
  5. Lagrimas de Oro
  6. Mama Call
  7. Luna y Sol
  8. Por El Suelo
  9. Welcome to Tijuana
  10. Día luna… Día pena
  11. Malegria
  12. La vie à 2
  13. Minha Galera
  14. La Despedida
  15. El viento