La cultura, y las artes en general, se ven inherentemente relacionadas con el contexto social y político de forma irremediable. Es un hecho, y es innegable. Sea de forma directa y consciente, tomando parte; o indirecta, siendo objeto de las consecuencias que algún hecho pueda provocar. Y a lo largo de la historia, esta dialéctica se ha dado y repetido de manera sistémica. Esta reflexión se puede entrever de la historia de nuestra banda de hoy.

El Buena Vista Social Club fue uno de los muchos locales nocturnos de La Habana, operativo desde la década de los años 30 hasta el año 1968, fruto de la asociación de numerosos músicos que se dedicaban a tocar en directo en la bulliciosa vida nocturna de la capital cubana. Estos clubes sociales se repartían a lo largo de toda la isla, y cada uno desarrollaba una actividad u otra, algunas de lo más variopintas, dependiendo de los intereses de sus socios. El caso es, que el Buena Vista era un club de músicos, para músicos. Numerosos fueron los artistas que pasaron por sus puertas, aportando de manera significativa al desarrollo de géneros musicales como el Son o el Mambo, que en aquél momento todavía se estaban desarrollando y ganando adeptos dentro y fuera de la isla caribeña, hasta que, tras la  Revolución, se dió preferencia de forma oficial a otros estilos, causando una quiebra del tejido cultural a partir de 1968, y el cierre de prácticamente la totalidad de los locales nocturnos, y con ellos el olvido de la música cubana por toda latinoamerica.

Sin embargo, el Buena Vista aún tendría más batallas por librar. Casi cincuenta años tuvieron que pasar para que su legado saliera a relucir, y es que cuando el guitarrista y productor Ry Cooder llegó a La Habana en 1995, cambió sus intenciones de grabar un álbum con una banda africana para hacerlo con antiguos socios del Club, que tantos años habían pasado en el olvido. El resultado fue ‘Buena Vista Social Club’, lanzado el 1997 y seguido por un documental sobre la banda del mismo nombre, causando un gran revuelo. Así nacía Buena Vista Social Club, o renacía, una orquesta compuesta por numerosos -más de 20- músicos de la otrora escena cubana,  lanzando a algunos de sus integrantes a la música de nuevo, si bien por poco tiempo debido a la avanzada edad de la mayoría de ellos. Aunque lo más importante de esta experiencia no fué el éxito de la orquesta, sino el resurgimiento de la música tradicional cubana que trajo consigo, siendo de nuevo reconocida por toda latinoamerica y recuperando la influencia que tantos años antes perdió.

  1. Chan Chan
  2. De Camino a La Vereda
  3. El Cuarto De Tula
  4. Pueblo Nuevo
  5. Dos Gardenias
  6. ¿Y Tú Qué Has Hecho?
  7. Veinte Anos
  8. El Carretero
  9. Candela
  10. Amor De Loca Juventud
  11. Orgullecida
  12. Murmullo
  13. Buena Vista Social Club
  14. La Bayamesa