Cornelius Larkin tuvo una vida larga e intensa. Abandonó su Irlanda natal para ir a buscar un futuro a los Estados Unidos, encontrando guerras, pobreza y miserias. Pero visto en retrospectiva, al final de su vida también encontró cosas buenas, amigos y familia. Esta podría ser la historia central de un libro, pero es la historia escondida en el séptimo álbum de los Dropkick Murphys, ‘Going Out in Style‘ lanzado el 2011.

Se trata de un álbum conceptual, el segundo autoeditado, en el que el sello característico de los de Boston sigue siendo el mismo: Celtic Punk. Esto es el hardcore punk, oi! y el ambiente a bar más desgarrador, unido a la música tradicional celta que emigró de Irlanda al noreste de los Estados Unidos, en ciudades como Boston, donde la población de origen irlandés tuvo un papel clave en su desarrollo, y hacia la cual este disco es un claro homenaje. Es un género sorprendente nacido en los 80s, aunque algo limitado, al que aparte de los Dropkick, que pocas bandas recurren, y aún menos son capaces de hacerlo mejor, con permiso de The Pogues.  

  1. Hang ‘Em High
  2. Going Out in Style 
  3. The Hardest Mile
  4. Cruel
  5. Memorial Day
  6. Climbing a Chair to Bed
  7. Broken Hymns 
  8. Deeds Not Words
  9. Take ‘Em Down 
  10. Sunday Hardcore Matinee 
  11. 1953
  12. Peg O’ My Heart
  13. The Irish Rover