El álbum de hoy es de sobra conocido para muchas personas, puesto que supuso un auténtico bombazo en su momento. Para aquellas personas que lo conociesen, simplemente puedo decirles que sería un disco que merece ser escuchado cada poco tiempo. Pero el post realmente va para aquellos que, como yo, no se habñia percatado de lo genial que es por el simple hecho de que lo anterior de los Arctic Monkeys no le había gustado. No por malo, porque calidad les sobra, sino por una mera cuestión de gustos.
Los de Sheffield comenzaron su andadura el 2002, todavía muy jóvenes, pero eso no les achantaría para formar una banda con identidad propia, que con la ayuda del boca a boca y de internet, se las ha apañado perfectamente para llegar a lo más alto sin el apoyo inicial de una discográfica. Con los años, sucesivos records les han llevado a ser una banda pionera en la escena post punk. Y ‘AM’, su quinto disco lanzado el 2013, marca un nuevo camino, que sin dejar de sonar a ‘Arctic Monkeys’, sí que abre puertas a un sonido más maduro y refinado. Como Josh Homme dijo tras colaborar con un par de temas, ‘es un álbum sexy’, y para testearlo, bastan un par de acordes de la guitarra Turner.
  1. Do I Wanna Know?
  2. R U Mine?
  3. One for the Road
  4. Arabella
  5. I Want It All
  6. No. 1 Party Anthem
  7. Mad Sounds
  8. Fireside
  9. Why’d You Only Call Me When You’re High?
  10. Snap Out of It
  11. Knee Socks
  12. I Wanna Be Yours