Riverside son una banda especial. Desde que los descubrí hará cosa de un año, en un momento de vorágine de nuevas bandas y géneros, supe que los seguiría por largo tiempo. Y es que los polacos, a lo largo de sus ya 16 años han lanzado 7 álbumes en una evolución que ha ido de un sonido metal a un rock progresivo más orgánico, y que de cada vez más, se pueden englobar en una verdadera escena prog, ajena a la siempre omnipresente escena británica, y en pleno corazón de Europa.

Y este ‘Shrine Of New Generation Slaves’, o S.O.N.G.S, es una pieza clave en esa balanza de la banda. Lanzado el 2013, marca la línea en la que dejan el metal atrás, no sin dejar algunos momentos a lo largo del disco, para echar la mirada a los setenta, y adaptar un sonido más clásico y ‘sencillo’ incluyendo influencias del jazz, pero con la misma calidad compositiva abrumadora que les caracteriza. El álbum trata de la infelicidad en la que está sumida la sociedad moderna, en la que las personas, como si se tratasen de esclavas, son incapaces de tomar el control de sus vidas y están sumidas en una constante monotonía, gris y plana. Fue el penúltimo álbum con Piotr a la guitarra, tristemente, y sin duda era una pieza clave de un grupo que continúa en formato de trío como formar de honrar a la memoria del polaco.

  1. New Generation Slave
  2. The Depth of Self-Delusion
  3. Celebrity Touch
  4. We Got Used to Us
  5. Feel Like Falling
  6. Deprived (Irretrievably Lost Imagination)
  7. Escalator Shrine
  8. Coda
  9. Night Session, Part One
  10. Night Session, Part Two