La recomendación de hoy no va a gustar a cualquiera, pues este estilo de música no es precisamente popular y se sale de los márgenes comunes de lo que la mayoría de gente está acostumbrada a escuchar.

Nadja es un proyecto curioso. Creado originalmente por Aidan Baker como un proyecto solitario con la intención de explorar el lado más pesado y ruidoso de su anterior música experimental y ambiental, en 2005 se une su esposa Leah Buckareff para trasladar la música en estudio a los conciertos.

El estilo de la banda es muy difícil de definir, pues combina electrónica, voces atmosféricas, riffs lentos y pesados y percusiones impredecibles creando un muro de sonido que puede asemejarse al drone o al ambient-doom y tiende a invitar a introducirte en un ambiente de misterio, caos, destrucción, muerte e incluso terror.

Excision se presenta como una obra de dos CDs con una extraordinaria duración total de dos horas y media, con 4 piezas por CD.

En definitiva, una obra muy característica, diferente y original a la cual merece la pena dar una oportunidad.