Nunca fuí un gran seguidor de Radiohead, tal vez por aquello de haber escuchado pocas canciones pero en un sinfín de ocasiones. Por eso, cuando el año pasado lanzaron el que supone su noveno trabajo, me decidí a ponerme manos a la obra con algunos de sus discos, y la sorpresa fue grata: sencillamente, no eran para nada como yo suponía. Un ‘Zas en toda la boca’ de diccionario.

‘A Moon Shaped Pool’, sin embargo, es distinto a (si se puede catalogar su discografía en un único adjetivo) sus anteriores discos: mucho más ecléctico y visceral pero sobretodo, de tono existencial. Atrás quedan los rabiosos y críticos ‘OK Computer‘ o ‘Hail To The Thief’; siendo un cúmulo de canciones antiguas que para nada suenan a algo viejo o conocido, sencillamente los proyectos ajenos de la banda florecen y marcan una vía elevadora, mezclando diferentes estilos, pudiendo encontrar influencias de Neil Young y Bossa Nova en dos canciones de un mismo álbum. Sin duda es uno de los mejores álbumes de los últimos años que se puedan recomendar.

  1. Burn the Witch
  2. Daydreaming
  3. Decks Dark
  4. Desert Island Disk
  5. Ful Stop
  6. Glass Eyes
  7. Identikit
  8. The Numbers
  9. Present Tense
  10. Tinker Tailor Soldier Sailor Rich Man Poor Man Beggar Man Thief
  11. True Love Waits