La bien recibida banda de metal por parte de los fans del progresivo sacó este álbum conceptual el año 2013. Considerado como la obra magna de este talentoso grupo londinense, se lanzó como símbolo de su trayectoria como banda, profundizando líricamente en el interior emocional del grupo, buscando empatizar con los oyentes.

Se define principalmente como metal progresivo. Sin embargo, se aprecian fragmentos de pop, ambient, soul e incluso pasajes de jazz. Todo esto en una mezcla de solos virtuosos de guitarra y teclado, pasando por coros vocales de acompañamiento y algún trozo «a capella».

El álbum está lleno de referencias a la música de los años 70 que recordarán a bandas como Gentle Giant y King Crimson, pero también cuenta con una apreciable influencia por parte de Dream Theater.