No sabría cómo empezar de una forma concisa el post de hoy. Cuando alguien, cuyo nombre ya no recuerdo, me recomendó una banda de rock de Mali, llamada Tinariwen, descubrí un mundo nuevo. Pronto otros nombres aparecieron: Traoré, Fatoumata, Boubaká y Tamikrest, una joven banda que les seguía los pasos. Lo cierto es que Mali tiene una cultura musical muy rica, y ya habíamos hablado de los últimos.

Sin embargo, Tamikrest conocieron en un festival de Mali a otra banda, con la que compartieron su música, llamada Dirtmusic, en referencia a la música que ‘se puede tocar sin electricidad alguna’, osease, en medio de la nada o dust. Y es que el trío, de Estados Unidos y Australia, está formado por unos ya curtidos músicos (cuentan con The Walkabouts entre otros proyectos cercanos) de ambientes muy distintos, que son sobretodo dados a trotar por el mundo. Así, las dos bandas se juntan en las arenas del desierto dando lugar a lo que luego decidirían grabar en estudio. Corre ya el 2010 y se reencuentran en un estudio de Bamako, capital de Mali, donde reeditarán ese ambiente a Jam y grabarán ‘BKO‘, un set de 10 canciones mezclando sus dos mundos, sus dos estilos y sus dos puntos de vista, dando lugar a un álbum inclasificable.

  1. Black Gravity
  2. All Tomorrows Parties
  3. Ready For The Sign
  4. Desert Wind
  5. Lives We Did Not Live
  6. Unknowable
  7. Smokin Bowl
  8. Collisions
  9. Niger Sundown
  10. Bring It Home