Cuando decidí comprar las entradas para el BeProg!, un festival joven, el cuál sólo conocía por el boca a boca, prácticamente no estaba el cartel anunciado. Fue con los meses que me fijé en una banda que apareció en pequeñito en el cartel, Caligula’s Horse, de la cual sólo sabia que eran australianos. Del continente desértico salen muy buenas bandas, o almenos esa es la percepción que dan, así que decidí ver qué ofrecen los de Brisbane, en su último disco ‘Bloom’. Y literalmente, mi sensación fue la de una bofetada en la cara. La potencia que desprenden sus guitarras, con pasajes más ambientales en acústico y una voz muy bien introducida, hacen de su tercer disco, del 2015, un gancho del que no te quieres desprender. Si son la mitad de buenos que las sensaciones que desprenden, habrá valido la pena.

  1. Bloom
  2. Marigold
  3. Firelight
  4. Dragonfly
  5. Rust
  6. Turntail
  7. Daughter of the Mountain
  8. Undergrowth
  9. City Has No Empathy Acoustic