Hoy nos situamos al sur de los Estados Unidos, en Jacksonville, Florida. Es el año 1973 y la retirada de las tropas norteamericanas de Vietnam parece un hecho inminente. Cuando todas las miradas están puestas al lado opuesto del mundo, el álbum debut de una nueva banda de rock sureño centra la atención de los más entusiastas. Han escogido un nombre raro que debe ser precisado por la propia banda, pero Lynyrd Skynyrd han llegado para dejar grabado su nombre en la historia de la música moderna.

Lynyrd Skynyrd (pronounced ‘Lĕh-‘nérd ‘Skin-‘nérd) – (MCA, 1973) es el álbum debut de esta mítica banda. En él encontramos algunos de los temas más reconocidos de un grupo que nació y resucitó de las llamas de un accidente aéreo para rendirse tributo a sí misma y vivir por siempre en el corazón de sus seguidores. I Ain’t the one, Tuesday’s Gone, Simple Man, Things Goin’ On o Free Bird son una buena muestra de la potencia y valor de este disco. En general, se nos narran historias de sureños que abandonan el hogar cantando versos a sus amadas, familias o al señor. Las guitarras, teclados y, sobretodo, la voz de Ronnie Van Zant son claramente el sonido único y diferenciador de esta primera etapa de Lynyrd Skynyrd.

Acercarse a la banda a través de este álbum nos ayuda a comprender el origen de su sonido tan característico. Blues, country y rock sureño son las etiquetas que pueden utilizarse para referirse al primer trabajo de la banda, sin embargo, al escuchar las canciones nos convencemos cada vez más del poco valor que tienen las etiquetas. Éste álbum es más que un trabajo calificado como rock sureño, es el punto de partida de un estilo, del nacimiento de una banda que crearía su propio espacio en el mundo de la música y del inicio de una historia que no siempre fue agradable.

Tras este primer trabajo, la banda publica cinco álbumes de estudio antes de sufrir un accidente aéreo que acabaría con la vida de Ronnie Van Zant vocalista principal y del guitarrista Steve Gaines junto con otros componentes. Terminaba así una primera etapa de la banda que vendría seguida por la iniciativa del hermano pequeño de Van Zant, Johnny, quien recogería el testigo para poner voz a la banda e izar la bandera sureña por muchos años más.

  1. I Ain’t the One
  2. Tuesday’s Gone
  3. Gimme Three Steps
  4. Simple Man
  5. Things Goin’ On
  6. Mississippi Kid
  7. Poison Whiskey
  8. Free Bird