Si te gusta el jazz o tienes curiosidad por adentrarte en el género, escuchar a Jamie Cullum es tan buena opción como otra. Pero yo lo elijo porque es el primero que hizo que me fijase en el Jazz.

Jamie Cullum, originario de un pueblo de Essex, Inglaterra, empezó su carrera sin que se lo viese como tal, dando conciertos en bares y hoteles en su pueblo. Pero luego, en la universidad, pasó a darlos en la ciudad de Reading. Fue ahí cuando, estudiando cine y literatura inglesa, se sintió capaz de empezar a componer con su grupo Jamie Cullum Trío. De aquí salió un álbum «Heard It All Before» del que solo se hicieron 500 copias, que hoy se venden por un precio muy elevado, destacando estas canciones por su rareza.

Después de varios álbumes, Jamie Cullum ya estaba rodeado por las grandes esferas de la industria musical, haciendo grandes versiones. Pero fue con el álbum «TwentySomething» (2003) cuando se convirtió en la nueva figura del jazz británico. Y ya entonces nos hizo a muchos reescuchar clásicos como por primera vez con una nueva sensibilidad que personalmente no conocí hasta entonces, y sin duda me enganchó. Eran canciones tales como “Wind Cries Mary” de Jimmy Hendrix, “High and dry” –escrita por Greenwood, Philip Selway y Thom Yorke- o “Lover, You Should Have come Over» del gran Jeff Buckley.

Pero luego sacó este álbum original que sin duda hizo que, siendo yo muy joven, empezase a escuchar este jazz a donde quiera que fuese. Y me ganó, totalmente. Se ha convertido en uno de esos artistas a los que localizas una vez y no excluyes de tu lista de reproducción nunca.

Cullum sacó después álbumes con los que os quedaríais igual o más satisfechos, pero éste, «Catching Tales» (2005) -su cuarto álbum- lo elijo para hoy por ser el principio oficial de su carrera como compositor, y sin duda es el más nostálgico. Es un álbum que considero redondo en cuanto a originalidad de canciones que destacan en la temática y el carácter que da este Jazz, un Jazz para todos, un Jazz muy vocal, sincero. Jamie no parecerá que tenga límites al piano para sacar algo fresco y a la vez, divertido y sobretodo -en éste álbum- melancólico.

Y después de más de diez años, es más célebre, si, por unas cosas u otras se conoce algo más en los medios y lo ha hecho gracias a su humildad y gran talento como cantante, pianista y compositor. Y aún siendo así, son muchos años, y sigue teniendo un público que es más fiel que multitudinario. Lo seguimos muchísimos en un estilo como es el Jazz, que no termina de renovarse una y otra vez, en el que sin duda lo que no falta son fervientes seguidores, que en su asombroso directo compartirán su diversión de escuchar cómo suenan las canciones -siempre- improvisadas con gran soltura, y sin perder el equilibro y sentido de sus canciones.

  1. Get Your Way
  2. London Skies
  3. Photograph
  4. I Only Have Eyes for You
  5. Nothing I Do
  6. Mind Trick
  7. 21st Century Kid
  8. I’m Glad There Is You
  9. Oh God
  10. Catch the Sun
  11. 7 Days to Change Your Life
  12. Our Day Will Come
  13. Back to the Ground
  14. Fascinating Rhythm
  15. My Yard
  16. Telling Tales