En el Nueva Orleans de alrededor del año 1900 surge un estilo de jazz, influenciado por música tradicional y blues, que de mano de músicos negros que se podía escuchar por las calles y en diferentes fiestas o eventos, y que más adelante lo harían en una serie de Jam Sessions en diferentes casas, que serían conocidas como Hyacinth House.

¿Y a qué viene todo esto? Pues nuestros protagonistas de hoy están muy influenciados por este acontecimiento que daría lugar al jazz. Y es que los suecos Hyacinth House tienen mucho que ver con esas casas donde sólo se podía respirar música. La mente detrás de la banda sueca es Mack Johansson, que en el año 2003, en plena carrera de producción e ingeniería electrónica montó un proyecto de música folk alternativa, en el que participaron más de 17 músicos amigos.

Así, ya en el año 2007 y con la banda ya más estructurada, grabaron en una pequeña granja este ‘Black Crow’s Country‘, un segundo disco que da una vuelta de tuerca al folk americano (conocido como americana), siendo considerado como dark folk alternativo, aunando al banjo con sonidos más etéreos e incluso se podría decir que psicodélicos. Algo difícil de imaginar pero que merece la pena prestar atención. Cabe decir que el resto de sus álbumes evolucionan el sonido, tomando un rumbo quizás más electrónico.

  1. Rosewood Country Club
  2. Black Crows’ Country
  3. Road to Flowers
  4. Lucky Stranger
  5. European Rails
  6. Whiskey Nights
  7. Swedish Signs on Monkey Island
  8. Numb the Heart
  9. Mundus Vult Decipi, Ergo Decipiatur
  10. Pete La Las
  11. Two White Men in a Black Car & A Ticket Out of Here (take 86)
  12. Beyond the End
  13. Unwieldy Farmers’ Blues